El autoconsumo legalizado ya es una realidad en España

A falta de unos días del primer aniversario de la aprobación del Real Decreto 1699/2011, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia, seguimos sin legislación de Balance Neto. Esto no ha hecho mas que agudizar el ingenio a muchos profesionales del sector, en su intento de realizar instalaciones de autoconsumo instantáneo.

Somos muchos los que durante las últimas semanas hemos seguido muy de cerca las peripecias de nuestros amigos de Solartradex, a la hora realizar una de las primeras instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo instantáneo de España, en un restaurante de Mataró. El autor del blog, Frederic Andreu describe el proceso con todo detalle, de una forma amena y didáctica en una serie de artículos denominados Autoconsumo: Caso práctico. Desde TuBalanceNeto.com queremos felicitar a Frederic Andreu por el logro conseguido y sobre todo por compartirlo de una forma tan entusiasta. Vamos a tratar resumir la moraleja de los dos puntos críticos en todo el proceso que han llevado a cabo para conseguir el punto de conexión para autoconsumo:

1.- Solicitud del punto de conexión de autoconsumo: 

Para la mayoría de los que hasta ahora han fracasado en su intento de legalizar instalaciones de autoconsumo, el problema ha sido las trabas administrativas, técnicas o incluso la negativa por parte de las distribuidoras eléctricas a la hora de aprobar el punto de conexión para la instalación de autoconsumo. Aunque en algunos casos, la distribuidora exigía un relé de potencia inversa para evitar la inyección a la red, en la mayoria de los casos se han desestimado las solicitudes, precisamente por hablar de AUTOCONSUMO. Y es que no se puede realizar una solicitud de un punto de conexión para autoconsumo amparándose al Real Decreto 1699/2011 porque este Real Decreto no habla de autoconsumo.

2.- Modalidad de autoconsumo:

Aunque algunas distribuidoras están permitiendo el autoconsumo instalando un relé de potencia inversa para evitar el vertido de energía a la red, este dispositivo tiene dos inconvenientes; por un lado, lejos de ser un dispositivo sencillo y barato, normalmente suele ir integrado en analizadores de redes o en otros dispositivos de protección de MT con un coste elevado, y por otro, funcionan de forma que desconectan la instalación fotovoltaica por completo en caso de comenzar a verter energía a la red, con el consecuente desperdicio de energía que no se está produciendo mientras el relé desconecte la instalación fotovoltaica.

Por lo tanto, tan solo nos queda por ahora una posibilidad viable tanto técnica como económicamente; y es que demos de alta la instalación fotovoltaica como productor de energía en el Régimen Especial (Articulo 27  de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico ), vendiendo el excedente de producción que no sea autoconsumida a precio de pool, lo cual implica al titular de la instalación, el alta en el RIPRE (Registro de Instalaciones de Producción en Régimen Especial), ademas de en el IAE de hacienda y la presentación de IVAs correspondientes a la facturación por venta de energía.

Por otro lado, algunas comunidades autónomas como Baleares y Castilla y León, se han adelantado al gobierno central y ya nos ofrecen los trámites administrativos a seguir de conformidad con el Real Decreto 1699/2011. Desde aquí podéis descargar el procedimiento administrativo correspondiente:

Anuncios

La pasividad del gobierno promueve la actividad ciudadana

La semana que viene se cumplirán diez meses desde la publicación del proyecto de real decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de la modalidad de suministro de energía de eléctrica con balance neto. Tras está publicación, se esperaba que la regulación de balance neto se aprobase a principios de 2012, lo cual no sucedió. A partir de entonces, se comenzó a especular con fechas consecutivas cada tres meses hasta que a día de hoy, las expectativas de aprobación de la regulación de balance neto están puestas en el final de año.

La realidad es que la pasividad política ha hecho que en Septiembre sigamos sin regulación de balance neto y los costes de la electricidad sigan incrementándose a intervalos de tiempo cada vez mas cortos. Lo que se está convirtiendo en un aumento espectacular de la crispación por parte de las empresas renovables y de los consumidores, que están llevando a cabo cada vez mas instalaciones de autoconsumo. Muchas de ellas movidas mas bien por el desencanto con las eléctricas, que por rigurosos estudios de rentabilidad. Ya que a día de hoy las renovables si que son rentables, pero la rentabilidad no está asegurada sin un buen estudio de las curvas de consumo y de la tecnología a utilizar en cada caso particular.

A lo largo de todo el verano hemos visto como el polémico déficit de tarifa ha llevado a que los ministros de economía e industria se tiren los trastos a la cabeza contradiciéndose en sus intenciones. Y es que la reforma energética y los problemas macro-económicos del país les esta dando muchos quebraderos de cabeza, y les están haciendo olvidar los problemas micro-económicos de los consumidores – que ven como su factura de la luz ha subido un 7% mas – y de la gran cantidad de pequeñas empresas renovables que están esperando dicha legislación para reactivar su precario volumen de negocio ayudando a que la población sea autosuficiente y sostenible energéticamente.

Es verdad que la reforma energética es una tarea muy complicada y mas aún con la situación actual del país, pero lo que está claro es que el gobierno debe coger el toro por los cuernos y hacer una reforma energética profunda que permita la sostenibilidad a largo plazo del sistema energético en general y del eléctrico en particular, teniendo en cuenta que a medio-largo plazo, el autoconsumo va a provocar un cambio radical del modelo energético del país hacia la generación distribuida quieran las eléctricas o no. La oposición de las eléctricas tan solo conseguirá retrasarlo, haciendo que la transición sea mas brusca y desordenada, y haciéndonos perder tiempo y dinero a todos los consumidores y en definitiva al país.

Contador digital, un arma un arma de doble filo para el autoconsumo.

El retraso en la aprobación de la regulación del balance neto en España, ha hecho que se estén empezando a instalar los primeros sistemas fotovoltaicos para autoconsumo, sin esperar a la regulación del balance neto.

A día de hoy, este tipo de instalaciones no son ni ilegales pero tampoco están totalmente legalizadas, ya que por un lado están avaladas por el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre , pero por otro lado, solo existe un borrador que defina las condiciones administrativas, técnicas y económicas del consumo de energía eléctrica producida en el interior de la red de un consumidor para su propio consumo.

Todo este vacío legal en el que se encuentra actualmente el sector de las energías renovables, está haciendo que las compañias eléctricas traten de utilizar todas las argucias posibles para evitar el desarrollo de este tipo de energías sostenibles ya que sin duda supondrán un ahorro al consumidor, pero a costa de reducir los beneficios de las grandes eléctricas.

Algunos usuarios de este tipo de instalaciones para autoconsumo y que disponen de contadores digitales, están viendo como la compañía eléctrica les está facturando no solo la energía que consume de la red sino que además les está cobrano el exceso de producción que están inyectando, exactamente igual que si lo estuviesen consumiendo de la red.

El problema es que los nuevos contadores digitales, que por ley sustituirán a todos los tradicionales en 2018 para permitir la telegestión, admiten varios formas de computar la energía importada de la red y la exportada a la red, una de ellas seria contrarrestando la cantidad de energía importada con la cantidad de energía exportada a la red (lo que significará el balance neto). Pero estos contadores están configurando para que computen como consumo tanto la energía importada como la exportada.

Este nuevo atraco de las eléctricas no es mas que otra consecuencia del vacío legal en torno al autoconsumo,  pero que se podría evitar con un dimensionamiento correcto del sistema fotovoltaico o con el almacenamiento en baterías del excedente de producción (lo cual hace que la instalación deje de ser rentable económicamente).

¿Por qué temen las compañías eléctricas al autoconsumo?

Después de meses el gobierno aun tiene el cajón, a pesar de su compromiso, la normativa de balance neto. El balance neto facilitaría que cada consumidor se autogenerara su electricidad. Pero, ¿Cuáles son los motivos para no aprobar una normativa que incentivaría la energía fotovoltaica sin coste para el contribuyente? Igual es que simplemente no les gusta a las eléctricas. Veamos las cifras de lo que realmente asusta a las compañías eléctricas.
¿Qué es el balance neto y el autoconsumo eléctrico?
Si una persona tiene una casa y quiere generar su propia electricidad, el sistema habitual es la energía fotovoltaica. En todos los sitios hay sol. Es posible en algunos lugares la instalación de equipos de minieólica, pero el recurso eólico no es tan abundante y regular como el recurso solar. En cualquier sitio hay sol y, sin embargo, no en todos los sitios hay viento.
Pero como el recurso solar no se da todo el día, en principio hay que almacenar electricidad en baterías. Esto hace cinco años, con un precio de la electricidad de casi de la mitad del actual e instalaciones fotovoltaicas con un precio superior a cuatro veces el actual, hacía que este tipo de instalaciones solo las construyeran personas que no tenían acceso a la red eléctrica.
Actualmente la situación ha llegado a un punto, con precios de electricidad de casi el doble que respecto a hace 5 años y con la tremenda bajada de costes de la generación solar fotovoltaica, que hace que una instalación, en ciertas ocasiones incluso con baterías, sea más económica ya, que comprar la electricidad a la compañía eléctrica. Esto puede llegar a hacer plantearse a consumidores domésticos que, a pesar de tener conexión a la red eléctrica, puedan generarse su propia energía eléctrica mediante una pequeña fotovoltaica en su tejado.Además, el hecho de estar conectado a la red eléctrica nos permite, técnicamente, realizar algo muy interesante, eliminar las baterías. Con ello eliminamos un coste importante y prácticamente todo el mantenimiento. Para ello diversos países han regulado legalmente un sistema que se llama net-metering, o en español, balance neto. Se trata de que cuando no se consume la electricidad que se genera, esta se inyecta a la red eléctrica. Esta electricidad es consumida por el vecino y facturada por la compañía eléctrica al vecino. A su mismo tiempo, esta electricidad ‘exportada’ es descontada de nuestra factura eléctrica (sino se cobraría dos veces). Esto nos permite, a efectos prácticos, usar la red eléctrica como batería. Es decir, se incentiva el autoconsumo, la responsabilidad energética del consumidor al convertirse en generador, la energía solar fotovoltaica, reducimos nuestra dependencia energética y ello sin que le cueste ningún € ni al contribuyente, ni al consumidor. Un ‘ganamos todos’ en toda regla. Bueno, no todos. Las eléctricas pierden y de generalizarse el sistema podrían perder y mucho.
Los antecedentes de este gobierno
El anterior gobierno dejó ya listo un Real Decreto de balance neto que envió a la CNE. El mismoministro de industria actual dijo el 21 de febrero de 2012 que en un mes estaría listo este decreto.  Estamos a finales de junio y no se ha aprobado.  ¿Qué ha pasado desde entonces? Veamos algunos antecedentes. A finales del año pasado, aun con el anterior gobierno, la patronal de las eléctricas, UNESA, empezó una campaña para que el gobierno decretara una moratoria renovablecomo mínimo para la energía solar. En enero de este año el gobierno ejecutó la moratoria, eliminando las primas y haciendo inviables, de momento, las grandes plantas de energía renovable que inyectan directamente a la red de distribución o transporte. La misma UNESA, pocos días después de esta decisión decía que “iba en el buen sentido”. Fue la primera medida del sector eléctrico que tomo el gobierno actual.
El 21 de febrero el ministro anunció que el RD de balance neto estaría listo en un mes. Desde entonces las eléctricas no han hecho más que hacer peticiones absurdas para este RD, de tal manera que en caso de salir aprobado, fuera totalmente inviable.
El 25 de mayo, en un foro público Iberdrola llegó a llamar insolidarios a cualquier persona que defendiera o fuera a instalar una fotovoltaica en el marco de un futuro balance neto. ¿Por qué les asusta tanto el balance neto a las eléctricas?
Lo que de verdad asusta a las empresas eléctricas
Veamos un caso práctico. En la actualidad una pequeña instalación doméstica de 3kWp de energía solar estaría en un precio que rondaría entre los 2€/Wp y los 2,5€/Wp. Lo cual nos lleva a entre 6.000€ y 7.500€. Imaginemos una situación ideal, una instalación en una casa andaluza, con 1500 horas de radiación solar equivalente y perfectamente orientada. Esta casa generaría el primer año 3kWp * 1500h = 4.500kWh. Los módulos se van degradando con el tiempo y pierden potencia. La mayoría de fabricantes garantizan un 80% de la producción al cabo de 25 años, lo cual nos lleva a unas pérdidas de generación del 0,8% anual. Al mismo tiempo tomamos como referencia el precio de la electricidad actual, incluyendo todos los impuestos, que está en 0,2154€/kWh, según el portal de la UE Energy.eu Siendo muy conservadores, imaginemos que el coste de la electricidad subiera de media un 3% anual durante estos 25 años. Para una instalación como la que hemos hablado, con un coste máximo de 7.500€ ¿Cuánto hubiera costado su electricidad si en lugar de generarla nosotros la hubiéramos comprado a la compañía eléctrica? Veámoslo:
Año Energía/año Precio elec. Coste elec.
1 4.500 kWh 0,2154 969 €
2 4.464 kWh 0,2219 990 €
3 4.428 kWh 0,2285 1.012 €
4 4.392 kWh 0,2354 1.034 €
5 4.356 kWh 0,2424 1.056 €
6 4.320 kWh 0,2497 1.079 €
7 4.284 kWh 0,2572 1.102 €
8 4.248 kWh 0,2649 1.125 €
9 4.212 kWh 0,2729 1.149 €
10 4.176 kWh 0,2810 1.174 €
11 4.140 kWh 0,2895 1.198 €
12 4.104 kWh 0,2982 1.224 €
13 4.068 kWh 0,3071 1.249 €
14 4.032 kWh 0,3163 1.275 €
15 3.996 kWh 0,3258 1.302 €
16 3.960 kWh 0,3356 1.329 €
17 3.924 kWh 0,3457 1.356 €
18 3.888 kWh 0,3560 1.384 €
19 3.852 kWh 0,3667 1.413 €
20 3.816 kWh 0,3777 1.441 €
21 3.780 kWh 0,3890 1.471 €
22 3.744 kWh 0,4007 1.500 €
23 3.708 kWh 0,4127 1.530 €
24 3.672 kWh 0,4251 1.561 €
25 3.636 kWh 0,4379 1.592 €
TOTAL 101.700 kWh 31.517 €
Ahora se ve claro. Una instalación con un coste de 7.500€, con un buen RD de balance neto generaría al cabo de 25 años la electricidad equivalente a 31.757€. Y las plantas después del año 25 os aseguro que no se autodestruyen ¿Os imagináis que un día uno se monta una instalación así y se lo cuenta dos vecinos? ¿Y que esos dos vecinos a su vez montan la instalación y se lo cuentan a dos vecinos más? ¿Qué pasaría al cabo de unos años con las eléctricas? Ahora entendemos por qué Iberdrola llamaba insolidarios a los defensores del balance neto. Claro, insolidarios con sus cuentas. La pregunta aquí es ¿Qué va a hacer el gobierno cuatro meses después de haber prometido que en un mes estaría aprobado algo que no cuesta nada, el balance neto? ¿Va a aprobarlo? Y en caso de aprobarlo ¿Va a incorporar al RD todas las peticiones de las eléctricas para hacer que este RD no funcione? Vistos los antecedentes digamos que yo ya se lo que va a pasar. Y me imagino que vosotros, a estas alturas, también. Así que nada, si no funciona el balance neto, al menos seremos solidarios con el balance de las eléctricas, por obra y gracia de este gobierno.