Razones del PP para oponerse al Balance Neto del PSOE

Ayer, en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, el Diputado José Segura Clavell del Grupo Parlamentario Socialista defendía en el debate la aprobación no de ley, relativa a la necesidad de una regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas vinculadas a la modalidad de suministro de energía eléctrica con balance neto.

Sorprendentemente, el Partido Popular votó en contra de dicha proposición no de ley, después de que se aprobara el pasado día 16 de junio de 2011, por UNANIMIDAD en el Congreso de los Diputados la proposición no de ley del Grupo Socialista sobre la generación de energía distribuida, o Balance Neto.

Buscando una explicación razonable a esta actitud e intentando no caer en las oscuras razones que puedan llevar al PP a seguir favoreciendo a las eléctricas y hundiendo al sector de las energías renovables, encontramos en las palabras del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, una posibilidad a la que los optimistas por naturaleza podrán aferrarse para seguír confiando en la aprobación a corto plazo de la regulación de Balance Neto. Y es que el ministro avanzó ayer en el Pleno del Congreso y en relación a la oposición del Partido Popular a la propuesta normativa sobre Balance Neto que ayer presentó el PSOE, el ministro ha manifestado que;

El Ministerio trabaja desde hace tiempo en un decreto del Balance Neto, que es una vía adecuada para el autoconsumo y la compensación. Estamos trabajando de tal forma que no suponga una merma para los ingresos del sistema que se traduzcan al final en un incremento del déficit. Sí al balance neto, a que los hogares y las empresas puedan tener autoconsumo, pero sin que eso produzca un desajuste entre los ingresos y los costes del sistema” 

Por otro lado, la propuesta del Grupo Socialista en su Proyecto no de Ley del Balance neto introduce la extensión de esta modalidad a la fórmula de Balance Neto compartido por varios consumidores agrupados en colectivos cívicos, comerciales e industriales de pequeñas industrias de consumo de potencia tasada. El Partido Popular no contempla dicha extensión ya que por un lado se estaría realizando una reventa encubierta de la energía y por otro se realizaría una distribución de energía por parte de un sujeto no distribuidor lo cual no está permitido por la legislación actual.

Estas razones, que por un lado podrían justificar su oposición a la proposición del PSOE, nos hacen ser pesimistas al respecto,debido al triste historial que acumula el Partido Popular en lo que ellos llaman “apoyo a las renovables”; como la no derogación de las normas retroactivas de los Reales Decretos 1565/2010 y Ley 14/2010, aprobación de la moratoria del Real Decreto Ley 1/2012 o el reciente impuesto directo a productores del 6% de los ingresos.

Anuncios

La pasividad del gobierno promueve la actividad ciudadana

La semana que viene se cumplirán diez meses desde la publicación del proyecto de real decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de la modalidad de suministro de energía de eléctrica con balance neto. Tras está publicación, se esperaba que la regulación de balance neto se aprobase a principios de 2012, lo cual no sucedió. A partir de entonces, se comenzó a especular con fechas consecutivas cada tres meses hasta que a día de hoy, las expectativas de aprobación de la regulación de balance neto están puestas en el final de año.

La realidad es que la pasividad política ha hecho que en Septiembre sigamos sin regulación de balance neto y los costes de la electricidad sigan incrementándose a intervalos de tiempo cada vez mas cortos. Lo que se está convirtiendo en un aumento espectacular de la crispación por parte de las empresas renovables y de los consumidores, que están llevando a cabo cada vez mas instalaciones de autoconsumo. Muchas de ellas movidas mas bien por el desencanto con las eléctricas, que por rigurosos estudios de rentabilidad. Ya que a día de hoy las renovables si que son rentables, pero la rentabilidad no está asegurada sin un buen estudio de las curvas de consumo y de la tecnología a utilizar en cada caso particular.

A lo largo de todo el verano hemos visto como el polémico déficit de tarifa ha llevado a que los ministros de economía e industria se tiren los trastos a la cabeza contradiciéndose en sus intenciones. Y es que la reforma energética y los problemas macro-económicos del país les esta dando muchos quebraderos de cabeza, y les están haciendo olvidar los problemas micro-económicos de los consumidores – que ven como su factura de la luz ha subido un 7% mas – y de la gran cantidad de pequeñas empresas renovables que están esperando dicha legislación para reactivar su precario volumen de negocio ayudando a que la población sea autosuficiente y sostenible energéticamente.

Es verdad que la reforma energética es una tarea muy complicada y mas aún con la situación actual del país, pero lo que está claro es que el gobierno debe coger el toro por los cuernos y hacer una reforma energética profunda que permita la sostenibilidad a largo plazo del sistema energético en general y del eléctrico en particular, teniendo en cuenta que a medio-largo plazo, el autoconsumo va a provocar un cambio radical del modelo energético del país hacia la generación distribuida quieran las eléctricas o no. La oposición de las eléctricas tan solo conseguirá retrasarlo, haciendo que la transición sea mas brusca y desordenada, y haciéndonos perder tiempo y dinero a todos los consumidores y en definitiva al país.