Rentabilidad del autoconsumo fotovoltaico I

rentabilidadHace ya algún tiempo que le estoy dando vueltas a la idea de escribir sobre la rentabilidad de un hipotético Balance Neto, comparando rentabilidades en función del porcentaje de autoconsumo y de los posibles peajes que finalmente fije dicha regulación. Pero dado que aún hay demasiadas variables en el aire, creo que tiene mas sentido centrarnos en las posibilidades reales que tenemos disponibles a día de hoy y dejar para el final el hipotético Balance Neto, con la esperanza de que llegado el momento, dispongamos de los datos necesarios para hacer un estudio de rentabilidad fiable.

Así que iniciamos una serie de artículos que comparen las distintas opciones de autoconsumo fotovoltaico que existen actualmente para el sector doméstico, desde un punto de vista económico, y basándonos siempre en los consumos eléctricos medios del sector residencial en España, que según el último informe sobre consumos energéticos del sector residencial en España publicado por el IDAE, es de unos 3.500 kWh anuales por vivienda.

Este será el orden de los tres sistemas que vamos a estudiar:

1.-  Sistema FV aislado con acumulación en baterías: Somos muchos los que nos hemos planteado en algún momento si a día de hoy, es rentable o no, desconectarnos de la red eléctrica y generar nuestra propia electricidad con un sistema fotovoltaico aislado.

2.- Sistema FV conectado a red con relé de potencia inversa: Generar nuestra propia electricidad para autoconsumo con un sistema que garantice que no inyectamos ningún excedente de producción a la red eléctrica.

3.-  Sistema FV de Balance Neto: No pretendemos ser adivinos, por lo que este artículo lo pospondremos hasta que se aclaren las condiciones finales de la regulación de balance neto.

Seguro que muchos echáis de menos el autoconsumo con inyección a red vendiendo el excedente a precio de pool del que hablabamos en nuestro artículo anterior (El autoconsumo legalizado es ya una realidad en España) y que no solo es posible, sino que además resulta muy rentable para el sector industrial y terciario, que tengan curvas de consumo próximas a las de radiación solar. Pero no lo vamos a considerar en esta comparativa, ya que esta alternativa resulta prácticamente inviable para el sector doméstico, debido a las trabas administrativas que implica (alta en el RIPRE (Registro de Instalaciones de Producción en Régimen Especial), además de en el IAE de hacienda y la presentación de IVAs correspondientes a la facturación por venta de energía).

Ya estamos preparando el artículo del primero de los sistemas que vamos a comparar y quedamos totalmente abiertos a vuestros comentarios y sugerencias al respecto.