Razones del PP para oponerse al Balance Neto del PSOE

Ayer, en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, el Diputado José Segura Clavell del Grupo Parlamentario Socialista defendía en el debate la aprobación no de ley, relativa a la necesidad de una regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas vinculadas a la modalidad de suministro de energía eléctrica con balance neto.

Sorprendentemente, el Partido Popular votó en contra de dicha proposición no de ley, después de que se aprobara el pasado día 16 de junio de 2011, por UNANIMIDAD en el Congreso de los Diputados la proposición no de ley del Grupo Socialista sobre la generación de energía distribuida, o Balance Neto.

Buscando una explicación razonable a esta actitud e intentando no caer en las oscuras razones que puedan llevar al PP a seguir favoreciendo a las eléctricas y hundiendo al sector de las energías renovables, encontramos en las palabras del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, una posibilidad a la que los optimistas por naturaleza podrán aferrarse para seguír confiando en la aprobación a corto plazo de la regulación de Balance Neto. Y es que el ministro avanzó ayer en el Pleno del Congreso y en relación a la oposición del Partido Popular a la propuesta normativa sobre Balance Neto que ayer presentó el PSOE, el ministro ha manifestado que;

El Ministerio trabaja desde hace tiempo en un decreto del Balance Neto, que es una vía adecuada para el autoconsumo y la compensación. Estamos trabajando de tal forma que no suponga una merma para los ingresos del sistema que se traduzcan al final en un incremento del déficit. Sí al balance neto, a que los hogares y las empresas puedan tener autoconsumo, pero sin que eso produzca un desajuste entre los ingresos y los costes del sistema” 

Por otro lado, la propuesta del Grupo Socialista en su Proyecto no de Ley del Balance neto introduce la extensión de esta modalidad a la fórmula de Balance Neto compartido por varios consumidores agrupados en colectivos cívicos, comerciales e industriales de pequeñas industrias de consumo de potencia tasada. El Partido Popular no contempla dicha extensión ya que por un lado se estaría realizando una reventa encubierta de la energía y por otro se realizaría una distribución de energía por parte de un sujeto no distribuidor lo cual no está permitido por la legislación actual.

Estas razones, que por un lado podrían justificar su oposición a la proposición del PSOE, nos hacen ser pesimistas al respecto,debido al triste historial que acumula el Partido Popular en lo que ellos llaman “apoyo a las renovables”; como la no derogación de las normas retroactivas de los Reales Decretos 1565/2010 y Ley 14/2010, aprobación de la moratoria del Real Decreto Ley 1/2012 o el reciente impuesto directo a productores del 6% de los ingresos.

Canarias se adelanta al gobierno central en el Balance Neto.

La viceconsejera de Industria y Energía del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo, ha incluido en la propuesta de modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) canario, aprobada por unanimidad en el Parlamento regional, la apuesta por el autoconsumo eléctrico en las empresas y los hogares canarios a través de un modelo basado en la generación fotovoltaica y minieólica de escasa potencia, hasta 100 kilovatios.

Así lo explicó este lunes durante una rueda de prensa en la que señaló que el concepto de autoconsumo con Balance Neto consiste en que el usuario pasa a ser simultáneamente productor y consumidor de energía gracias a que el sistema eléctrico se utiliza para almacenar los excedentes de producción que, a su vez, generan derechos de consumo diferido en el momento que se necesite. En este marco no existe la venta de electricidad, sino que los excedentes se dejan en depósito para su posterior recuperación.

El sistema recoge que el consumidor deberá pagar una compensación por el servicio de almacenamiento (peaje) y un canon de Balance Neto, algo en lo que las empresas almacenadoras piden que sea eliminado, convirtiendo este servicio en gratuito. No obstante, una vez que el usuario necesite utilizar la energía almacenada, se le cobrará la diferencia de precio entre la generada y la consumida.

En la propuesta incluida en el REF “se propone el establecimiento de un marco regulatorio específico y medidas de apoyo financiero eficaces que permitan el desarrollo a corto plazo del autoconsumo eléctrico en las empresas y hogares canarios“.

La viceconsejera Francisca Luengo sostuvo que “hemos hecho esta propuesta porque el autoconsumo puede ofrecer un ahorro a los consumidores, dado los elevados precios de la electricidad que en la actualidad ofrecen las comercializadoras, ya que de esta manera el ciudadano será productor y consumidor de su propia energía”.

No obstante, Luengo recordó que esta apuesta debe ir acompañada de incentivos para el desarrollo de las empresas, de forma que se garantice una adecuada implantación de las tecnologías favorecedoras del autoconsumo y se aproveche el máximo potencial de las fuentes de energía renovable (sol y viento). Además, comentó que Canarias no es solo el lugar con mejores condiciones climáticas para el desarrollo del autoconsumo, gracias a la cantidad de horas y días al año de sol, sino también fiscalmente, ya que la carta magna fiscal, el REF, debe permitir el fomento de su implantación y desarrollo.

La viceconsejera de Industria y Energía afirmó que “con el autoconsumo damos un paso más hacia la modernización del concepto de generación de energía que tenemos en Canarias. Los consumidores podrán generar y consumir a la vez la energía que consumen y ahorrar más”.

Régimen actual
El Real Decreto 1699/2011, de 18 de enero, herencia del ex ministro Miguel Sebastian, regula la conexión a la red de instalaciones de producción de pequeña potencia no superior a 100 kilovatios y de tensión inferior a 1000 vatios que se conectan a la línea distribuidora, bien directamente o a través de red interior de un consumidor

Hasta la actualidad no se ha redactado la norma de Balance Neto en España que regule que estas instalaciones viertan a la red de forma gratuita sus excedentes y permitan al consumidor utilizar la energía almacenada una vez la necesite.

Aunque se haya pasado el plazo para que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo dicte la norma, el Gobierno de Canarias continúa trabajando para que los ciudadanos y las empresas ahorren produciendo la energía que consumen.

Lo que se conoce como microcogeneración tiene varias ventajas, entre las que cabe destacar que no supone coste para el sistema eléctrico, que el consumidor obtiene ahorro económico y energético de por vida con una pequeña inversión, que con ella se reduce el consumo de combustibles fósiles y la dependencia del petróleo, se evitan emisiones CO2 y se reactiva la actividad económica e industrial, aumentando la competitividad de las empresa,s además de crear empleo de calidad y especializado.

Las experiencias internacionales muestran que el Balance Neto funciona bien en Italia, debido a que por cada kilovatio que el particular vuelca en la red, la compañía le descuenta el pago equivalente a un kilovatio. También funciona razonablemente en Alemania y Estados Unidos, donde este mecanismo permite ahorros significativos a los hogares y notables incrementos de empleo y de riqueza. El autoconsumo con Balance Neto supone un avance en el desarrollo de las energías renovables en Canarias, especialmente a las instalaciones fotovoltaicas en techo.

Actualmente, es posible imaginarse un futuro en el que los nuevos edificios se construyan de forma autosuficiente, ofreciendo la posibilidad de generar energía renovable en sus propias instalaciones para el consumo propio.

En este marco, cabría recordar que la generación convencional tendrá un papel fundamentalmente de producción en base y de reserva para situaciones generalizadas de falta de producción renovable. En cualquier caso, la implantación del concepto Balance Neto es un proceso de evolución lenta, pero poco a poco se irá notando en la sociedad y la regulación eléctrica deberá ser un aliado del cambio y no una rémora.

Fuente: Gobierno de Canarias – Nota de prensa

Contador digital, un arma un arma de doble filo para el autoconsumo.

El retraso en la aprobación de la regulación del balance neto en España, ha hecho que se estén empezando a instalar los primeros sistemas fotovoltaicos para autoconsumo, sin esperar a la regulación del balance neto.

A día de hoy, este tipo de instalaciones no son ni ilegales pero tampoco están totalmente legalizadas, ya que por un lado están avaladas por el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre , pero por otro lado, solo existe un borrador que defina las condiciones administrativas, técnicas y económicas del consumo de energía eléctrica producida en el interior de la red de un consumidor para su propio consumo.

Todo este vacío legal en el que se encuentra actualmente el sector de las energías renovables, está haciendo que las compañias eléctricas traten de utilizar todas las argucias posibles para evitar el desarrollo de este tipo de energías sostenibles ya que sin duda supondrán un ahorro al consumidor, pero a costa de reducir los beneficios de las grandes eléctricas.

Algunos usuarios de este tipo de instalaciones para autoconsumo y que disponen de contadores digitales, están viendo como la compañía eléctrica les está facturando no solo la energía que consume de la red sino que además les está cobrano el exceso de producción que están inyectando, exactamente igual que si lo estuviesen consumiendo de la red.

El problema es que los nuevos contadores digitales, que por ley sustituirán a todos los tradicionales en 2018 para permitir la telegestión, admiten varios formas de computar la energía importada de la red y la exportada a la red, una de ellas seria contrarrestando la cantidad de energía importada con la cantidad de energía exportada a la red (lo que significará el balance neto). Pero estos contadores están configurando para que computen como consumo tanto la energía importada como la exportada.

Este nuevo atraco de las eléctricas no es mas que otra consecuencia del vacío legal en torno al autoconsumo,  pero que se podría evitar con un dimensionamiento correcto del sistema fotovoltaico o con el almacenamiento en baterías del excedente de producción (lo cual hace que la instalación deje de ser rentable económicamente).

¿Por qué temen las compañías eléctricas al autoconsumo?

Después de meses el gobierno aun tiene el cajón, a pesar de su compromiso, la normativa de balance neto. El balance neto facilitaría que cada consumidor se autogenerara su electricidad. Pero, ¿Cuáles son los motivos para no aprobar una normativa que incentivaría la energía fotovoltaica sin coste para el contribuyente? Igual es que simplemente no les gusta a las eléctricas. Veamos las cifras de lo que realmente asusta a las compañías eléctricas.
¿Qué es el balance neto y el autoconsumo eléctrico?
Si una persona tiene una casa y quiere generar su propia electricidad, el sistema habitual es la energía fotovoltaica. En todos los sitios hay sol. Es posible en algunos lugares la instalación de equipos de minieólica, pero el recurso eólico no es tan abundante y regular como el recurso solar. En cualquier sitio hay sol y, sin embargo, no en todos los sitios hay viento.
Pero como el recurso solar no se da todo el día, en principio hay que almacenar electricidad en baterías. Esto hace cinco años, con un precio de la electricidad de casi de la mitad del actual e instalaciones fotovoltaicas con un precio superior a cuatro veces el actual, hacía que este tipo de instalaciones solo las construyeran personas que no tenían acceso a la red eléctrica.
Actualmente la situación ha llegado a un punto, con precios de electricidad de casi el doble que respecto a hace 5 años y con la tremenda bajada de costes de la generación solar fotovoltaica, que hace que una instalación, en ciertas ocasiones incluso con baterías, sea más económica ya, que comprar la electricidad a la compañía eléctrica. Esto puede llegar a hacer plantearse a consumidores domésticos que, a pesar de tener conexión a la red eléctrica, puedan generarse su propia energía eléctrica mediante una pequeña fotovoltaica en su tejado.Además, el hecho de estar conectado a la red eléctrica nos permite, técnicamente, realizar algo muy interesante, eliminar las baterías. Con ello eliminamos un coste importante y prácticamente todo el mantenimiento. Para ello diversos países han regulado legalmente un sistema que se llama net-metering, o en español, balance neto. Se trata de que cuando no se consume la electricidad que se genera, esta se inyecta a la red eléctrica. Esta electricidad es consumida por el vecino y facturada por la compañía eléctrica al vecino. A su mismo tiempo, esta electricidad ‘exportada’ es descontada de nuestra factura eléctrica (sino se cobraría dos veces). Esto nos permite, a efectos prácticos, usar la red eléctrica como batería. Es decir, se incentiva el autoconsumo, la responsabilidad energética del consumidor al convertirse en generador, la energía solar fotovoltaica, reducimos nuestra dependencia energética y ello sin que le cueste ningún € ni al contribuyente, ni al consumidor. Un ‘ganamos todos’ en toda regla. Bueno, no todos. Las eléctricas pierden y de generalizarse el sistema podrían perder y mucho.
Los antecedentes de este gobierno
El anterior gobierno dejó ya listo un Real Decreto de balance neto que envió a la CNE. El mismoministro de industria actual dijo el 21 de febrero de 2012 que en un mes estaría listo este decreto.  Estamos a finales de junio y no se ha aprobado.  ¿Qué ha pasado desde entonces? Veamos algunos antecedentes. A finales del año pasado, aun con el anterior gobierno, la patronal de las eléctricas, UNESA, empezó una campaña para que el gobierno decretara una moratoria renovablecomo mínimo para la energía solar. En enero de este año el gobierno ejecutó la moratoria, eliminando las primas y haciendo inviables, de momento, las grandes plantas de energía renovable que inyectan directamente a la red de distribución o transporte. La misma UNESA, pocos días después de esta decisión decía que “iba en el buen sentido”. Fue la primera medida del sector eléctrico que tomo el gobierno actual.
El 21 de febrero el ministro anunció que el RD de balance neto estaría listo en un mes. Desde entonces las eléctricas no han hecho más que hacer peticiones absurdas para este RD, de tal manera que en caso de salir aprobado, fuera totalmente inviable.
El 25 de mayo, en un foro público Iberdrola llegó a llamar insolidarios a cualquier persona que defendiera o fuera a instalar una fotovoltaica en el marco de un futuro balance neto. ¿Por qué les asusta tanto el balance neto a las eléctricas?
Lo que de verdad asusta a las empresas eléctricas
Veamos un caso práctico. En la actualidad una pequeña instalación doméstica de 3kWp de energía solar estaría en un precio que rondaría entre los 2€/Wp y los 2,5€/Wp. Lo cual nos lleva a entre 6.000€ y 7.500€. Imaginemos una situación ideal, una instalación en una casa andaluza, con 1500 horas de radiación solar equivalente y perfectamente orientada. Esta casa generaría el primer año 3kWp * 1500h = 4.500kWh. Los módulos se van degradando con el tiempo y pierden potencia. La mayoría de fabricantes garantizan un 80% de la producción al cabo de 25 años, lo cual nos lleva a unas pérdidas de generación del 0,8% anual. Al mismo tiempo tomamos como referencia el precio de la electricidad actual, incluyendo todos los impuestos, que está en 0,2154€/kWh, según el portal de la UE Energy.eu Siendo muy conservadores, imaginemos que el coste de la electricidad subiera de media un 3% anual durante estos 25 años. Para una instalación como la que hemos hablado, con un coste máximo de 7.500€ ¿Cuánto hubiera costado su electricidad si en lugar de generarla nosotros la hubiéramos comprado a la compañía eléctrica? Veámoslo:
Año Energía/año Precio elec. Coste elec.
1 4.500 kWh 0,2154 969 €
2 4.464 kWh 0,2219 990 €
3 4.428 kWh 0,2285 1.012 €
4 4.392 kWh 0,2354 1.034 €
5 4.356 kWh 0,2424 1.056 €
6 4.320 kWh 0,2497 1.079 €
7 4.284 kWh 0,2572 1.102 €
8 4.248 kWh 0,2649 1.125 €
9 4.212 kWh 0,2729 1.149 €
10 4.176 kWh 0,2810 1.174 €
11 4.140 kWh 0,2895 1.198 €
12 4.104 kWh 0,2982 1.224 €
13 4.068 kWh 0,3071 1.249 €
14 4.032 kWh 0,3163 1.275 €
15 3.996 kWh 0,3258 1.302 €
16 3.960 kWh 0,3356 1.329 €
17 3.924 kWh 0,3457 1.356 €
18 3.888 kWh 0,3560 1.384 €
19 3.852 kWh 0,3667 1.413 €
20 3.816 kWh 0,3777 1.441 €
21 3.780 kWh 0,3890 1.471 €
22 3.744 kWh 0,4007 1.500 €
23 3.708 kWh 0,4127 1.530 €
24 3.672 kWh 0,4251 1.561 €
25 3.636 kWh 0,4379 1.592 €
TOTAL 101.700 kWh 31.517 €
Ahora se ve claro. Una instalación con un coste de 7.500€, con un buen RD de balance neto generaría al cabo de 25 años la electricidad equivalente a 31.757€. Y las plantas después del año 25 os aseguro que no se autodestruyen ¿Os imagináis que un día uno se monta una instalación así y se lo cuenta dos vecinos? ¿Y que esos dos vecinos a su vez montan la instalación y se lo cuentan a dos vecinos más? ¿Qué pasaría al cabo de unos años con las eléctricas? Ahora entendemos por qué Iberdrola llamaba insolidarios a los defensores del balance neto. Claro, insolidarios con sus cuentas. La pregunta aquí es ¿Qué va a hacer el gobierno cuatro meses después de haber prometido que en un mes estaría aprobado algo que no cuesta nada, el balance neto? ¿Va a aprobarlo? Y en caso de aprobarlo ¿Va a incorporar al RD todas las peticiones de las eléctricas para hacer que este RD no funcione? Vistos los antecedentes digamos que yo ya se lo que va a pasar. Y me imagino que vosotros, a estas alturas, también. Así que nada, si no funciona el balance neto, al menos seremos solidarios con el balance de las eléctricas, por obra y gracia de este gobierno.