El autoconsumo legalizado ya es una realidad en España

A falta de unos días del primer aniversario de la aprobación del Real Decreto 1699/2011, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia, seguimos sin legislación de Balance Neto. Esto no ha hecho mas que agudizar el ingenio a muchos profesionales del sector, en su intento de realizar instalaciones de autoconsumo instantáneo.

Somos muchos los que durante las últimas semanas hemos seguido muy de cerca las peripecias de nuestros amigos de Solartradex, a la hora realizar una de las primeras instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo instantáneo de España, en un restaurante de Mataró. El autor del blog, Frederic Andreu describe el proceso con todo detalle, de una forma amena y didáctica en una serie de artículos denominados Autoconsumo: Caso práctico. Desde TuBalanceNeto.com queremos felicitar a Frederic Andreu por el logro conseguido y sobre todo por compartirlo de una forma tan entusiasta. Vamos a tratar resumir la moraleja de los dos puntos críticos en todo el proceso que han llevado a cabo para conseguir el punto de conexión para autoconsumo:

1.- Solicitud del punto de conexión de autoconsumo: 

Para la mayoría de los que hasta ahora han fracasado en su intento de legalizar instalaciones de autoconsumo, el problema ha sido las trabas administrativas, técnicas o incluso la negativa por parte de las distribuidoras eléctricas a la hora de aprobar el punto de conexión para la instalación de autoconsumo. Aunque en algunos casos, la distribuidora exigía un relé de potencia inversa para evitar la inyección a la red, en la mayoria de los casos se han desestimado las solicitudes, precisamente por hablar de AUTOCONSUMO. Y es que no se puede realizar una solicitud de un punto de conexión para autoconsumo amparándose al Real Decreto 1699/2011 porque este Real Decreto no habla de autoconsumo.

2.- Modalidad de autoconsumo:

Aunque algunas distribuidoras están permitiendo el autoconsumo instalando un relé de potencia inversa para evitar el vertido de energía a la red, este dispositivo tiene dos inconvenientes; por un lado, lejos de ser un dispositivo sencillo y barato, normalmente suele ir integrado en analizadores de redes o en otros dispositivos de protección de MT con un coste elevado, y por otro, funcionan de forma que desconectan la instalación fotovoltaica por completo en caso de comenzar a verter energía a la red, con el consecuente desperdicio de energía que no se está produciendo mientras el relé desconecte la instalación fotovoltaica.

Por lo tanto, tan solo nos queda por ahora una posibilidad viable tanto técnica como económicamente; y es que demos de alta la instalación fotovoltaica como productor de energía en el Régimen Especial (Articulo 27  de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico ), vendiendo el excedente de producción que no sea autoconsumida a precio de pool, lo cual implica al titular de la instalación, el alta en el RIPRE (Registro de Instalaciones de Producción en Régimen Especial), ademas de en el IAE de hacienda y la presentación de IVAs correspondientes a la facturación por venta de energía.

Por otro lado, algunas comunidades autónomas como Baleares y Castilla y León, se han adelantado al gobierno central y ya nos ofrecen los trámites administrativos a seguir de conformidad con el Real Decreto 1699/2011. Desde aquí podéis descargar el procedimiento administrativo correspondiente:

Razones del PP para oponerse al Balance Neto del PSOE

Ayer, en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, el Diputado José Segura Clavell del Grupo Parlamentario Socialista defendía en el debate la aprobación no de ley, relativa a la necesidad de una regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas vinculadas a la modalidad de suministro de energía eléctrica con balance neto.

Sorprendentemente, el Partido Popular votó en contra de dicha proposición no de ley, después de que se aprobara el pasado día 16 de junio de 2011, por UNANIMIDAD en el Congreso de los Diputados la proposición no de ley del Grupo Socialista sobre la generación de energía distribuida, o Balance Neto.

Buscando una explicación razonable a esta actitud e intentando no caer en las oscuras razones que puedan llevar al PP a seguir favoreciendo a las eléctricas y hundiendo al sector de las energías renovables, encontramos en las palabras del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, una posibilidad a la que los optimistas por naturaleza podrán aferrarse para seguír confiando en la aprobación a corto plazo de la regulación de Balance Neto. Y es que el ministro avanzó ayer en el Pleno del Congreso y en relación a la oposición del Partido Popular a la propuesta normativa sobre Balance Neto que ayer presentó el PSOE, el ministro ha manifestado que;

El Ministerio trabaja desde hace tiempo en un decreto del Balance Neto, que es una vía adecuada para el autoconsumo y la compensación. Estamos trabajando de tal forma que no suponga una merma para los ingresos del sistema que se traduzcan al final en un incremento del déficit. Sí al balance neto, a que los hogares y las empresas puedan tener autoconsumo, pero sin que eso produzca un desajuste entre los ingresos y los costes del sistema” 

Por otro lado, la propuesta del Grupo Socialista en su Proyecto no de Ley del Balance neto introduce la extensión de esta modalidad a la fórmula de Balance Neto compartido por varios consumidores agrupados en colectivos cívicos, comerciales e industriales de pequeñas industrias de consumo de potencia tasada. El Partido Popular no contempla dicha extensión ya que por un lado se estaría realizando una reventa encubierta de la energía y por otro se realizaría una distribución de energía por parte de un sujeto no distribuidor lo cual no está permitido por la legislación actual.

Estas razones, que por un lado podrían justificar su oposición a la proposición del PSOE, nos hacen ser pesimistas al respecto,debido al triste historial que acumula el Partido Popular en lo que ellos llaman “apoyo a las renovables”; como la no derogación de las normas retroactivas de los Reales Decretos 1565/2010 y Ley 14/2010, aprobación de la moratoria del Real Decreto Ley 1/2012 o el reciente impuesto directo a productores del 6% de los ingresos.

La pasividad del gobierno promueve la actividad ciudadana

La semana que viene se cumplirán diez meses desde la publicación del proyecto de real decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de la modalidad de suministro de energía de eléctrica con balance neto. Tras está publicación, se esperaba que la regulación de balance neto se aprobase a principios de 2012, lo cual no sucedió. A partir de entonces, se comenzó a especular con fechas consecutivas cada tres meses hasta que a día de hoy, las expectativas de aprobación de la regulación de balance neto están puestas en el final de año.

La realidad es que la pasividad política ha hecho que en Septiembre sigamos sin regulación de balance neto y los costes de la electricidad sigan incrementándose a intervalos de tiempo cada vez mas cortos. Lo que se está convirtiendo en un aumento espectacular de la crispación por parte de las empresas renovables y de los consumidores, que están llevando a cabo cada vez mas instalaciones de autoconsumo. Muchas de ellas movidas mas bien por el desencanto con las eléctricas, que por rigurosos estudios de rentabilidad. Ya que a día de hoy las renovables si que son rentables, pero la rentabilidad no está asegurada sin un buen estudio de las curvas de consumo y de la tecnología a utilizar en cada caso particular.

A lo largo de todo el verano hemos visto como el polémico déficit de tarifa ha llevado a que los ministros de economía e industria se tiren los trastos a la cabeza contradiciéndose en sus intenciones. Y es que la reforma energética y los problemas macro-económicos del país les esta dando muchos quebraderos de cabeza, y les están haciendo olvidar los problemas micro-económicos de los consumidores – que ven como su factura de la luz ha subido un 7% mas – y de la gran cantidad de pequeñas empresas renovables que están esperando dicha legislación para reactivar su precario volumen de negocio ayudando a que la población sea autosuficiente y sostenible energéticamente.

Es verdad que la reforma energética es una tarea muy complicada y mas aún con la situación actual del país, pero lo que está claro es que el gobierno debe coger el toro por los cuernos y hacer una reforma energética profunda que permita la sostenibilidad a largo plazo del sistema energético en general y del eléctrico en particular, teniendo en cuenta que a medio-largo plazo, el autoconsumo va a provocar un cambio radical del modelo energético del país hacia la generación distribuida quieran las eléctricas o no. La oposición de las eléctricas tan solo conseguirá retrasarlo, haciendo que la transición sea mas brusca y desordenada, y haciéndonos perder tiempo y dinero a todos los consumidores y en definitiva al país.

Contador digital, un arma un arma de doble filo para el autoconsumo.

El retraso en la aprobación de la regulación del balance neto en España, ha hecho que se estén empezando a instalar los primeros sistemas fotovoltaicos para autoconsumo, sin esperar a la regulación del balance neto.

A día de hoy, este tipo de instalaciones no son ni ilegales pero tampoco están totalmente legalizadas, ya que por un lado están avaladas por el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre , pero por otro lado, solo existe un borrador que defina las condiciones administrativas, técnicas y económicas del consumo de energía eléctrica producida en el interior de la red de un consumidor para su propio consumo.

Todo este vacío legal en el que se encuentra actualmente el sector de las energías renovables, está haciendo que las compañias eléctricas traten de utilizar todas las argucias posibles para evitar el desarrollo de este tipo de energías sostenibles ya que sin duda supondrán un ahorro al consumidor, pero a costa de reducir los beneficios de las grandes eléctricas.

Algunos usuarios de este tipo de instalaciones para autoconsumo y que disponen de contadores digitales, están viendo como la compañía eléctrica les está facturando no solo la energía que consume de la red sino que además les está cobrano el exceso de producción que están inyectando, exactamente igual que si lo estuviesen consumiendo de la red.

El problema es que los nuevos contadores digitales, que por ley sustituirán a todos los tradicionales en 2018 para permitir la telegestión, admiten varios formas de computar la energía importada de la red y la exportada a la red, una de ellas seria contrarrestando la cantidad de energía importada con la cantidad de energía exportada a la red (lo que significará el balance neto). Pero estos contadores están configurando para que computen como consumo tanto la energía importada como la exportada.

Este nuevo atraco de las eléctricas no es mas que otra consecuencia del vacío legal en torno al autoconsumo,  pero que se podría evitar con un dimensionamiento correcto del sistema fotovoltaico o con el almacenamiento en baterías del excedente de producción (lo cual hace que la instalación deje de ser rentable económicamente).